martes, 28 de mayo de 2013

Escritura creativa

EL FIN DEL MUNDO

Érase una vez, un gran experimentador que su nombre era Nassan. A Nassan le gustaba hacer muchos experimentos de todo tipo en su laboratorio, experimentos malvados, normales, buenos, e.t.c. Un día tranquilo, estaba acostado en su sofá viendo la televisión viendo una película que trataba de una invasión extraterrestre, debido a eso, le entró las ganas de hacer un extraterrestre en su laboratorio.

Ya en su laboratorio, empezó a buscar las instrucciones para hacer un extraterrestre. Empezó a seguir las instrucciones, pero, no se dio cuenta que al principio de las instrucciones ponía: "NO HACER EN CASA, SOLO PARA ESPECIALISTAS". Nassan seguía leyendo las instrucciones. Pero cuando acabó de hacer el extraterrestre, un humo muy negro y muy esponjoso salío de la urna. Cuando se iba desapareciendo el humo se veía algo parecido a un cuerpo humanos y la cabeza se parecía a un pulpo o a un calamar. Nassan se metió un susto gigantesco y salió corriendo del laboratorio chillando y con mucho miedo.